Podología

Disertante: Podóloga María Gabriela Poujardoeu

La Piel

Es un órgano cutáneo. Tiene funciones de protección y alerta (expresa algo que pasa en el organismo) de ciertas patologías. Ej. coloración amarillenta, posible hepatitis.

la piel es un órgano voluminoso y pesado, mide aproximadamente 2 m2 y pesa 3,5 a 4 kg. El volumen sanguíneo es 10% del total de la sangre que circula por nuestro organismo. Tiene gran sínteisi protéica y mayor cantidad de reproducción celular, aún mayor que la célula ósea. Es un medio de comunicación entre lo externo e interno. semipermeable, por eso permite la transpiración y absorción de medicamentos. Resistente y elástica. El color varía según la raza y la edad. Compuesta por pigmentos llamado melanina y una red de capilares subcutáneos. Consta de dos capas: DERMIS y EPIDERMIS: que descansan sobre un tejido celular subcutáneo llamado HIPODERMIS.

Epidermis: sufre cambios en su forma, estructura y posición a lo largo de toda la vida. No tiene vasos sanguíneos. Tiene 5 capas

  1. Basal o germinativa
  2. espinosa
  3. granulosa
  4. lúcida (solo en piel gruesa)
  5. cornea

El tiempo de recambio de basal a capa cornea es de 28 días a 14 días en llegar a célula cornea y allí se queda otros 14 días. La epidermis y la dermis se relacionan entre si por eminencias llamadas papila dérmicas y eso hace que se las considere como órgano.

Funciones de la epidermis: Protección, barrera contra gérmenes, absorción, regulación térmica y sensora, expresión e identificación (huellas plantares y dactilares)

Dermis: No es lineal, posee una superficie ondulada para lograr mayor adhesión y evitar la separación, ya que la dermis aporta los contenidos vitales a la epidermis. De tejido conectivo y trama fibrosa. Forma una malla esponjosa embebida en sustancias fundamentales, presenta vasos sanguíneos y linfáticos. A través de ella van los anexos: folículo piloso, glándulas sebáceas y sudoríparas. Las fibras on de colágeno y elastina. Funciones: reservorio de agua y sales minerales. Vitaminas y hormonas. Es el soporte de la epidermis, protege los huesos y músculos por su consistencia fibrosa, sostiene ductos y nutre la epidermis.

Hipodermis: Formada por una sola célula grasa, el adiposito. El espesor y peso son diferrentes en cada persona. Descansa y la atraviesan glándulas sudoríparas. Los vasos sangíneos pasan por los tabiques conectivos, como los nervios, los primeros son más gruesos en piernas y pies. Función: reservorio de temperatura y nutrientes (sal, agua, líquidos y proteínasI. Actúa como protector o almohadilla de golpes y no comprende al órgano de la piel propiamente dicho. La inervación de la piel se da solo en la dermis y se los llama corpúsculos sensitivos.

Anatomía de la piel del pie:

Dorsal: fina, abundante, tiene folículos pilosos y el tejido celular subcutáneo es casi inexistente, por ello se palpan relieves óseos y tendinosos.

Plantar: gruesa, más en el talón, no hay folículos ni glándulas sebáceas, pero sí sudoríparas.

Proceso de queratinización: Es el proceso normal y fisiológico del organismo de renovación contante celular. Los cambios de forma, posición y estructura hacen que la célula se transforme de viva a muerta. Para este proceso la falta de oxígeno es condición fundamental, y se inicia en la capa basal. Queratinización viene de queratina, que es una proteína fibrosa, dura, resistente, elástica, azufrada y pobre en agua, a través de la cual se cumple la función principal de la piel que es la protección.

Piel senil

Hay regresión o atrofia de los órganos en estructura y funciones. Los procesos de reproducción o división celular son más lentos. Por esto la cicatrización de una herida, restitución de la perdida de un tejido o fractura, llevan más tiempo. Los tejidos se vuelven inertes como fibrosos (la piel). Hay debilitamiento en los mecanismos de autorregulación e inmunidad, por lo tanto hay vulnerabilidad a enfermedades, infecciones y cáncer. Los vasos sanguíneos pierden elasticidad y se reduce la velocidad de circulación por ende en los retornos venosos al corazón se dificulta. En el pie los huesos también tienden a deformarse por el mal uso del calzado o malformaciones óseas, o reunatísmo y/o artritis. Los músculos también tienden a atrofiarse sobre todo en el del pie por volverse más finos, hay más formaciones de callosidades, úlceras y heridas.

Afecciones de los pies

Hiperqueratosis o durezas: aumento en el grosor de la capa cornea, en general son por traumatismos (roce o fricción del calzado sobre la piel o por presión extrínseca o intrínseca) o pueden ser sistémicas (por sustancias orgánicas) o enfermedades, avitaminosis, falta de proteínas, micosis. De color amarillento o blancuzco (por conductos duroríparos tapados), a veces blanda y con olor fétido. De bordes esfunados

Síntomas: quemazón, sensibilidad dolorosa y algia pulsátil. Otro tipo de dureza son las agrietadas e infiltradas.

La nutrición constante con cremas muy espesas, como dermaglos., adermicina, bagovit o urecrem ayudara a que no se agrieten tan fácilmente, siempre que no tengan mucho grosor, en ese caso debe quirar pirmero, para luego poder  ir manteniendo con limados, etc.

Helomas o callos: Se desarrollan en profundidad, son la comtinuación de una dureza. Forman generalmente un cono invertiido. Provocan dolor por la compresión de los capilares o filetes nerviosos. A veces llegan a producir ulceras ocluidas, por la misma callosidad, y no se lo vemos hasta que comienza una infección. Por eso es tan importante mantenerlos tratados, que no se acumule mucha dureza. Prevenir siempre es lo mejor. Sobre todo en diabéticos.

Verrugas:

Verruga plantar: Papiloma dérmico producido por un virus filtrante muy contagioso, pero sobre todo en la misma persona y cuando se lastiman tienden a agrandarse o a formarse otras en otro lugar (autoinoculables). En el pie se dan del mismo modo que un callo, inclusive con lo que parece un ojo de gallo bien formado, esto es porque si uno las mira con lupa tienen un borde bien definido en el centro no hay huellas digitales como en el callo. A diferencia del callo, duele más al pellizco que por presión, se dan más en el metatarso y en el talón.

Contagio: Las verrugas son muy contagiosas, auto y heteroinoculables, y es por contacto directo de sangre.

El factor desencadenante es el papiloma-virus y los factores predisponentes:

Psicosomáticos. Alteraciones endocrinas. Alteraciones metabólicas o inmunológicas (defensas bajas). Defectos en la marcha (sobrecarga). Trastornos vasomotores. Hiperhidrosis.

Se encuentran más frecuentemente en niños y adolescentes hasta 14 años, mujeres casadas, jovenes, estrés, embarrazadas, aunque a veces desaparecen después del parto.

Incubación: es larga de 1 a 8 meses, generalmente son múltiples, rebeldes al tratamiento y recidivan. En la vecindaed de un papiloma que se extirpa puede haber otro en el período de incubación por lo que es posible que al tiempo reaparezca en la misma zona. Se multiplican en el mismo lugar, en ciertos pies podemos encontrar hasta 30 verrugas.

Tipos de verrugas: Plana, sencilla, madre e hija y en mosaico.

Verruga plana

Verruga sencilla

Verruga madre e hija

Verruga en mosaico

Uña encarnada u onicocriptósis: Es la invación de un cuerpo extraño sobre el ángulo más distal de

la uña, en general se trata de una porción de uña mal cortada, que al crecer se encarna y  comienza un  proceso inflamatorio e infeccioso, llegando en algunos casos a formar un pazadizo (rodete que comprime tejido subungueal muy dificil de cicatrizar, ya que invade la uña, hay humedad y bacterias. Se da en los casos de mal grecimiento ungueal (invaginado o en forma cóncava), en general por el uso de calzado muy ajustado, en punta y de mucho taco, más en mujeres. Se debe consultar apenas comienza la inflamación y el dolor pulsátil con el podólogo.

Heloma sub o periungueal: Son callitos pequenos que se forman a lo largo y por debajo de la uña, nuy dolorosos por comprimir capilares, el núcleo se encuentra en la hipodermis y se lo suele confundir con la uña encarnada, por el dolor y porque se da taambién cuando la uña crece muy metida en los laterales o surcos. Deben ser tratadas únicamente por el podólogo.

Micosis: Afección producida por hongos, viven a expensas de sustacias protéicas de las

celulas muertas de la piel. Las micosis de la piel (en general por tiña pedis o dermatofitos o candida albicans) produce mucha picazó, enrojecimiento de la zona y fisuras o heridas sobre todo en los interdigitales dondo son más comunes. Son de fácil tratamiento y curación. En primer lugar se debe tratar el exceso de humedad, con la aplicación de un alcohol alcanforado (1/2 litro y 6 pastillas de alcanfor). Es importante la higiene diaria y el uso de un antimicótico específico en crema, solo en el período del brote micótico, luego se debe continuar a modo de prevención con el alcohol alcanforado o extremando el secado. También se deben evitar las medias con mucho nylon o poliamida.

Onicomicosis: Es un hongo que ataca a las uñas, es de incubación más larga. Se instala en

el lecho de las uñas,no provoca dolor ni picazón, si engrosamiento y debilidad ungueal, favoreciendo la formación de callosidades en los surcos y sobre la punta de los dedos, al cortarla se esquirlan y y les dan un color amarillento o amarronado en los casos más profundos; en realidad no se los detecta hasta mucho tiempo después de haberse “autocontagiado”, esto es porque en general aparecen por exceso de humedad, mal secad, y el calzarse enseguida de haberse bañado. También el uso de medias de nylon por mucho tiempo y horas son factores desencadenantes. La prevención y el tratamiento es igual que con los hongos de la piel. El antimicótico específico, debe ser en aerosol o solución líquida para que penetre, es indispensablel el fresado y la desinfección por parte del podólogo y no debe interrumpirse el tratamiento por no ver resultados ya que son de muy difícil eliminación, se puede pensar en un mínimo de un año en los casos más superficiales, continuando siempre con el pulverizado del alcohol alcanforado todos los días.

Elementos para el mantenimiento de uñas e higiene y cuidados fundamentales

Básicamente para el cuidado e higiene diarios debemos saber que es necesario contar con un cepillo de unas, un alicate curvo para pies, una piedra pómez y espátula con limas, o escofina (siempre que la piel no sea delgada o de un diabético), jabón blanco, agua oxigenada, yodopovidona y alcohol + alcanfor (1/2 litro por 6 pastillas de alcanfor).

Entonces fundamental un buen lavado a diario con jabón blanco, luego cepillar donde hay callosidades y en cada dedo hacia afuera para separar los surcos y eliminar en profundidad, secar con cuidado y en lo posible que se airee un rato más. Si tuvieran muy rígidos y si estuvieran muy rígidos o en garra, realisarlo con un algodón enrollando una pinza (de depilar, por ej.) ací podrán hacerlo sin molestias y bien. Si hay hongos usar el alcohol alcanforado. En caso de poder trabajar sobre las durezas, volver a remojar solo esa zona con un algodón embebido con espadol, (muy diluido al 10%) para pasar la escofina o la piedra pómez, sin llegar a dejar la piel muy fina y sin dejar bordes salientes. El alicate no se debe usar para cortar durezas, ni tijeras, el corte de uñas debe ser recto, apenas redondeados en los bordes y dejando un pequeño borde libre (2mm de largo) mientras más invadinos la uña, más va tender a tener problemas. La periodicidad es relativa (de 20 a 30 días), aquí también se puede limar unpoco los bordes y en el caso de las durezas se lo puede hacer una vez por semana, luego de macerar bien. Es importante que las medias sean de algodón y el calzado se debe lavar sino desinfectar también con alcohol.

Recuerde que ante cualquier signo de alerta, deben recurrir al médico o al podólogo. Ya sea enrojecimiento, dolor, hinchazón, temperatura, una herida en el dorso, talón, planta, ampollas, etc. Los pies son un foco infeccioso de fácil evolución, sobre todo en un diabético un periférico vascular. Por lo tanto se los debe mirar a diario con atención.

Pie Diabético 

Cómo saber si estamos ante un pie de riesgo?

Las complicaciones de la diabetes son las que tornan frágiles y susceptibles a los pies, por eso: si hay arteriopatía (obstrucción de las arterias que llevan la sangre y el oxígeno a los pies), o neuropatía (afección de los nervios de los pies y piernas). La diabetes lesiona los nervios, se pierde la percepción de la sensibilidad de los pies, por lo tanto se perciben mal, o no se perciben le calor, frío, un corte o dolor. Así se puede lastimar y evolucionar a una infección sin darse cuenta, por eso el control diario, sobre todo si existe una diabetes de más de 15 años o si se tiene más de 65 años.

Ahora, sino es así, solo se debe realizar una buena higiene diaria, saber elegir el calzado, llevar una dieta equilibrada y realizar caminatas para la prevención en la aparición de estos problemas. En caso de heridas aplicaremos, solución fisiológica, y dependiendo de la profundidad, la crema o tipo de apósito que utilicemos. Luego cubrimos con gasa y tela adhesiva hipoalergénica y de ser necesario usaremos alguna almohadilla para descomprimir la zona o bien plantillas, según las indicaciones del médico o podólogo.

En los casos de inflamación y edema (retención de líquidos), a veces por falta de ejercicio o por estar mucho tiempo de pie, podemos realizar baños (pe  diluvios) de manzanilla en agua tibia o fría durante 15 minutos.

El uso de calzado suave, bajo, con sujección del talón (importante), o sea contrafuerte en los zapatos o tiras en el caso de sandalias, harán que cuidemos mejor los pies. Así como vrevisarlos por dentro para asegurarnos que no hay clavos ni bordes irregulares, etc.

Publicado en Podología, Sin categoría | Deja un comentario

Odontología: Cuidados para los Adultos Mayores

Disertante: Od. Patricia Echagaray

  1. Introducción:

images diente

El ser humano pasa por distintas etapas durante su desarrollo y dentro de los cuales sufre muchos cambios tanto en el nivel físico como también psicológicos, la del adulto mayor es la etapa donde el cuerpo humano empieza a degenerarse provocando muchas molestias para el individuo.

Uno de los sistemas que más sufre cambios es el sistema estomatognático o cavidad bucal, estos cambios provocan por ejemplo la pérdida y mal estado de los dientes que se deben a carios o trastornos de las encías y/o raíces dentarias. Estas alteraciones pueden acompañarse de sequedad de boca, pérdida del gusto y otros trastornos. La caries y la pérdida de los dientes tienen consecuencias en la apariencia y en la función de la boca. Provocando dolor y dificultad en la alimentación. Cuando existe pérdida total de la dentadura es frecuente que el adulto mayor deje de ingerir una alimentación balanceada.

Para evitar las caries y otras enfermedades es fundamental el aseo de la boca y otras

medidas y cuidados que se desarrollan a lo largo de este trabajo. En los adultos mayores se recomienda un control dental cada seis meses y control de las prótesis cada dos años, o en cualquier momento que aparezcan molestias.

Es muy importante la intervención del cuidador, enfermero, familiar o de quién esté a cargo vigilar el estado del anciano especialmente del que requiere de atención personalizada. En general el adulto mayor tiende a no concurrir espontáneamente al control odontológico esto hace que la salud bucal sufra consecuencias que en ocasiones compromete el estado general del mismo. Motivo por el cual se debe concientizar a la

población en general y en particular al anciano de las diferencias entre la salud bucal con estados de enfermedad, el control de factores de riesgo de algunas enfermedades que afectan la boca y la motivación al personal que los asiste.

  1. Salud Oral

images11La palabra “oral” se refiere a la boca, incluyendo los dientes, las encías y los tejidos que los soportan. Estos tejidos le permiten, hablar, sonreír, suspirar, besar, oler, degustar,

masticar, tragar y llorar. La carencia de encías y dientes sanos afecta nuestra apariencia, pero también afecta la salud de nuestro organismo.

El envejecimiento puede producir cambios en la estructura y funciones de la cavidad bucal, aunque estos varían entre los individuos y pueden o no causar alteraciones en la función. Entre los cambios principales están:

La boca tiende a secarse por la disminución de saliva.

Mayor desgaste de la superficie de los dientes, pérdida del hueso alveolar, dientes afilados, quebradizos y de color amarillo.

Disminución del gusto.

Se reduce el tejido nervioso y los vasos sanguíneos, provocando mayor sensibilidad.

Las encías se adelgazan favoreciendo la perdida de los dientes,  se reduce la capacidad para soportar presión de una prótesis dental y disminuye la capacidad para masticar.

Menos capacidad defensiva y reparadora de los tejidos frente a la agresión bacteriana, con frecuencia de infecciones por hongos y, en caso de lesión retardo de la cicatrización, lo que precipita la pérdida de los dientes.

La piel de los labios en edades muy avanzadas se arruga.

2. Factores que pueden influir en la salud oral del adulto mayor

Enfermedades de base: Diabétes, hipertensión arterial, alteración hepática, etc.

Medicamentos: Antihipertensivos, diuréticos, anticonvulsionantes, hipoglucemiantes orales, etc.

Limitaciones de orden socio-económico

3. Enfermedades más frecuentes en los adultos mayores

La patología que es posible encontrar en la boca del adulto mayor es variada. Pero existen dos que merecen especial análisis: la caries y la enfermedad periodontal.

Caries Dental

caries dentalLa caries dental se define como la pérdida de estructura del diente debida a una desmineralización de las estructuras duras que lo compones.

La caries dental, es por lo tanto una enfermedad infecciosa, ya que es producida por un microorganismo, multifactorial, debido a que deben coincidir varios elementos para que se produzca y en función de esta última característica, también es prevenible, pues existen varios niveles dentro de su curso, en los cuales se puede intervenir.

Cabe destacar que la caries es la primera causa de pérdida dentaria y que en el caso de los pacientes adultos mayores su ubicación es predominantemente a nivel radicular.

Enfermedad Peridiontal

salud oralEl término enfermedad periodontal es un nombre genérico, utilizado para describir un

grupo de enfermedades que afectan los tejidos de soporte y protección del diente.

Estos tejidos, que incluyen, el ligamento periodontal, hueso alveolar, cemento radicular, y encía, reciben en conjunto el nombre de “periodonto”, nombre del cual deriva esta enfermedad. Cuando la inflamación se encuentra limitada a la encía, se habla de Gingivitis, mientras que la extensión del proceso al resto de los componentes del periodonto, se denomina Periodontitis.

La enfermedad periodontal es considerada la segunda causa de pérdida dentaria, sin embargo, en el adulto mayor puede igualar y en muchos casos superar a las caries detal como primera causa.

Afecciones Orales por Hongos (candidiasis)

candidiasis1

Estas infecciones aparecen como lesiones rojas o blancas en la boca, planas o ligeramente alzadas. Son comunes en las personas que usan dentaduras postizas de edad avanzada, o que tienen un problema en su sistema inmunológico. Las personas que padecen síndrome de sequedad bucal tienen altas probabilidades de contraer infecciones orales por hongos.

4. ¿Cuando consultar con el Odontólogo?

Necesidad de un control anual como mínimo en todos los pacientes adultos mayores. Pero en caso de pacientes portadores de cualquier elemento protésico, se hace necesario un control periódico de al menos dos o tres veces por año, para evaluar el funcionamiento y estado de las prótesis, detectar pérdidas óseas y compensarlas y evaluar los demás tejidos de la boca.

Además, el paciente debe referirse a la brevedad con el odontólogo si nota la aparición de alguna sintomatología inusual o de algún cambio en la apariencia de su boca o bien si al realizar el examen físico general se aprecian alguno de los siguientes hallazgos:

  • Sospecha de caries ( dolor dental espontáneo o al alimentarse, aumento de sensibilidad con los cambios de temperatura, cambios de coloración en los dientes, aparición de cavidades).
  • Desalojo de obturación.
  • Encías rojas, dolorosas o con tendencia a sangrar.
  • Halitosis (mal aliento).
  • Movilidad o desplazamiento de los dientes.
  • Aparición de abscesos, herpes labial recurrente y aftas en las mucosas.
  • Alteración de la mordida.
  • Sangrado de las mucosas espontáneamente o frente a estímulos considerados normales como el cepillado o la alimentación.
  • Exposición de la raíz del diente.
  • Aparición de lesiones producidas por las prótesis.
  • Disfagia (dificultad para tragar).
  • Pérdida de la simetría facial (abultamientos, deformaciones en la cara, etc.).
  • Dolor y tensión muscular en cabeza, cuello y hombros.
  • Previo a cirugías invasivas, para descartar focos sépticos.

5. Atención bucal básica en el adulto mayor

La atención primaria en el paciente adulto mayor, debe tener un enfoce esencialmente preventivo y estar orientada hacia la instrucción tanto del paciente como del personal o familiar que se encuentre a cargo de su cuidado.

  1. La educación impartida deberá incluir las diferentes medidas para el control de la placa bacteriana, el cuidado y correcto uso de las prótesis dentales.
  2. utilización de flúor en la prevención de caries radicular, control de afecciones de la articulación temporomandibular y detección precóz de cáncer orofacial.
  3. Cepillado, idealmente 5 veces al día (al despertar, después del desayuno, la comida, la cena y antes de acostarse) y como mínimo después de cada comida.
  4. Cepillos dentales de mango ancho y cerdas suaves.
  5. Utilización diaria de pasta dental fluorada.
  6. Utilización diaria o semanal de enjuagues bucales con flúor.
  7. De acuerdo a las capacidades y necesidades del paciente indicar aditamentos especiales con seda dental, cepillo intedentales y eventualmente cepillos eléctricos.
  8. Control odontológico mínimo una vez al año.
  9. Enpacientes conpérdida de habilidades motoras o cognitivas es recomendable la indicación de enjuagatorios o pastas dentales en base a clorhexidina, bajo supervisación del odontólogo.
  10. En pacientes que padecen de xerostomía, dependiendo de la causo de origen es recomendable la utilización de productos estimulantes de la secreción salival, como chicles libres de azúcares y productos cítricos e incluso de fármacos sialagogos como la pilocarpina y la neostigmina, estos últimos bajo estricto control posibles efectos secundarios.

 

Publicado en Odontología | Deja un comentario

Taller de Kinesiología: El cuidado del cuidador – Dirección de Adultos Mayores

Disertantes: Lic. María Lía Asencio, Lic. Silvia Sanchez, Kinesiólogas

Como cuidar mejor de sí mismo?

Darse cuenta que es necesario cambiar:

El punto de partida del proceso de aprender a cuidar de uno mismo es, justamente, “tomar conciencia” de la necesidad de cuidarse más. Pero, ¿cuáles son las razones que tiene un cuidador para cuidar más de sí mismo? Muchas de las personas que tienen experiencia de cuidar a un adulto mayor suelen eludir a dos tipos de motivos por los que han decidido cuidarse más a sí mismos: cuidarse para cuidar mejor y cuidarse para mantener la propia salud y bienestar.

Parase a pensar:

Un primer paso en el proceso de aprender a cuidar mejor de uno mismo es precisamente pararse a pensar hasta qué punto puede ser necesario cuidarse más y mejor. Es preciso analizar y darse cuenta de qué necesitan para cuidar mejor de sí mismos y ponerse manos a la obra, en el proceso de mejorar la calidad de vida y sus destreza como “cuidadores de sí mismos”.

Cuidarse para cuidar mejor:

La labor a la que se entregan diariamente los cuidadores, si bien pueden  llevar asociadas consecuencias positivas de diferente tipo, como la satisfacción de prestar ayuda a quien lo necesita conlleva, frecuentemente, tensiones, frustraciones y dificultades en los distintos ámbitos de la vida.

Para hacer frente al exceso de trabajo que supone cuidar a un adulto mayor y afrontar de manera exitosa dicha tarea, los cuidadores deben recordar que forman una parte esencial del cuidado: ellos son el motor del cuidado y por lo tanto deben atender  también  sus propias necesidades y cuidar de sí mismos.

Muchos cuidadores se sienten culpables al atender sus propias necesidades porque piensan que está actuando de un modo egoísta, al ocuparse de sí mismos cuando hay personas cercanas en condiciones mucho más desfavorables que ellas y necesitan de su ayuda para seguir viviendo. No se dan cuenta de que cuidándose a sí mismos están cuidando mejor. Los cuidadores con sus necesidades de descanso, ocio, apoyo emocional, etc. Satisfechas podrán disponer de más energía y movilizar mucho más y mejor sus recursos físicos y psicológicos en el cuidado del adulto mayor. Si los cuidadores no cuidan de sí mismos, tendrán más posibilidades de enfermar o al menos de ver mermadas sus energías físicas y mentales.

Del grado que los cuidadores cuiden de sí mismos y concedan tiempo y atención suficiente a sus necesidades personales dependerá el éxito de los cuidados al adulto mayor.

Los cuidadores que afrontan el cuidado con más éxito son aquellos que se paran a reflexionar hasta qué punto pueden ser necesario cuidarse más y aceptan el hecho de que el cuidado de sí mismo es una dedicación tan digna y que requiere el mismo esfuerzo que el cuidado diario del adulto mayor.

ESTAR ALERTA

Cuando los cuidadores se exigen demasiado a sí mismos y se olvidan de sus necesidades personales, su propio organismo tiene “mecanismos de alarma” que le indican que está demasiado cansado o superado por alguna situación y que es el momento de empezar a cuidarse mejor.

Señales de alerta:

  1. Problemas de sueño  (despertar de madrugada, dificultad para conciliar el sueño, demasiado sueño, etc.)
  2. Pérdida de energía, fatiga crónica, sensación de cansancio continuo, etc.
  3. Aislamiento.
  4. Consumo excesivo de bebidas alcohólicas, cafeína o tabaco.
  5. Consumo excesivo de pastillas para dormir u otros medicamentos.
  6. Problemas físicos: palpitaciones, temblores de manos, molestias digestivas.
  7. Problemas de memoria y dificultad para concentrarse.
  8. Menor interés por actividades y7o personas
  9. Aumento o disminución del apetito
  10. Irritabilidad
  11. Cambios frecuentes de humor o estados de ánimo.
  12. Dificultad de superar sentimientos de depresión o nerviosismo.

Actividades que ayudan a cuidarnos

  1. Ejercicios respiratorios y de relajación: Ser consciente de la propia respiración.
  2. Realizar meditación.
  3. Estiramientos globales musculares: columna vertebral, de la zona cervical, de la zona lumbar.
  4. Actividad física: caminatas, pilates, yoga.
  5. Auto mensaje.

 

Publicado en Kinesiología | Deja un comentario

ENFERMEDADES PREVALENTES EN ANCIANOS

Enfermedades cardiovasculares

  • Arterioesclerosis en las extremidades
  • Claudicación intermitente
  • Hipertensión

Enfermedades óseas

  • Artrosis
  • Artritis
  • Osteoporosis

Enfermedades del sistema nervioso central

Demencia:

a)       Alzheimer

b)      Parkinson

Enfermedades Cardiovasculares:

Arterioesclerosis de las Extremidades: Es un síndrome caracterizado por el depósito e infiltración de sustancias lipídicas, en las paredes de las arterias de mediano y grueso calibre. Esto provoca una disminución en el flujo sanguíneo que puede causar daño a los tejidos, entre otros, en los nervios. Los problemas de riesgo o isquemia en las extremidades en la arteriosclerosis, suele ocurrir antes en las piernas o los pies y la edad es uno de los factores de riesgo más importantes. Las personas afectadas empiezan a notar: dolor de piernas, hormigueo en los pies estando en reposo, úlceras e incluso gangrena en los pies (el tejido “se muere”, notándose visiblemente) entre otros síntomas.

Claudicación intermitente: Es un trastorno que se produce como consecuencia de la obstrucción progresiva de las arterias que nutren las extremidades. Las paredes de las arterias sufren lesiones, llamadas “placas de ateroma”, que se van agravando dificultando el correcto riego sanguíneo y haciendo que los músculos produzcan ácido láctico. Caracterizado por: la aparición de dolor muscular intenso en las extremidades inferiores, en la pantorrilla o el muslo, que aparece normalmente al caminar. Piel fía y pálida. Mayor dificultad para la cicatrización.  Engrosamiento de las uñas de los pies, parestesias, hormigueos en las áreas afectadas.

Hipertensión: Enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de presión sanguínea en las arterias. La hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma crónica. Es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo y, si no se trata, puede desencadenar complicaciones severas como un infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral, lo que se puede evitar si se controla adecuadamente. Las primeras consecuencias de la hipertensión las sufren las arterias, que se endurecen a medida que soportan la presión arterial alta de forma continua, se hacen más gruesas y puede verse dificultado al paso de sangre a su través. Esto se conoce con el nombre de arterosclerosis. Valores límite una presión arterial sistólica (PAS) igual o superior a 140 mmHg y/o una presión arterial diastólica igual o superior a 90 mmHg de forma sostenida.

Enfermedades Óseas:

Artrosis: Es una enfermedad producida por el desgaste del cartílago, tejido que hace de amortiguador al proteger los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulación. Es la enfermedad reumática más frecuente, especialmente entre personas de edad avanzada. Tal vez comience con dolor en las articulaciones después de hacer ejercicio o algún esfuerzo físico. La artrosis puede afectar a cualquier articulación, pero ocurre más frecuentemente en la espina dorsal, manos, caderas o rodillas. La artrosis en los dedos al parecer se presenta en algunas familias y no en otras, por lo que se piensa que podría ser hereditaria. Se ha observado que afecta más a mujeres que a hombres, especialmente después de la menopausia. Las rodillas son las articulaciones sobre las que se carga la mayor parte del peso del cuerpo (junto con los tobillos), pero éstos se mueven mucho menos que las rodillas, así que las expone a que sean mayormente afectadas por la artrosis. Se pueden poner rígidas, hinchadas y doloridas, lo que hace que sea difícil caminar, subir escaleras, sentarse y levantarse del asiento, y usar bañeras. En las caderas la artrosis puede causar dolor, rigidez e incapacidad grave. Las personas con este padecimiento pueden sentir dolor en las caderas, en las ingles, en la parte interior de los muslos o en las rodillas. Rigidez y dolor en el cuello o en la parte de abajo de la espalda pueden ser el resultado de artrosis de la espina dorsal. También puede generar debilidad o adormecimiento en los brazos o en las piernas y deterioro funcional.

Artritis: La artritis involucra la degradación del cartílago, el cual normalmente protege una articulación, permitiendo que ésta se mueva de forma suave. El cartílago también absorbe el golpe cuando se ejerce presión sobre la articulación, como sucede cuando uno camina. Sin la cantidad usual de cartílago, los huesos se rozan, causando dolor, hinchazón (inflamación) y rigidez.

La inflamación de la articulación puede resultar de:

  • Una enfermedad autoinmunitaria (el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error al tejido sano).
  • Fractura ósea.
  • “Desgaste y deterioro” general de las articulaciones.
  • Infección, generalmente por bacterias o virus.

Por lo regular, la inflamación articular desaparece después de que la causa desaparece o recibe tratamiento. Algunas veces, no sucede así. Cuando esto sucede, usted tiene artritis crónica. La artritis puede presentarse en hombres y mujeres. La osteoartritis es el tipo más común.

Síntomas: La artritis causa dolor, hinchazón, rigidez y movimiento limitado en la articulación. Los síntomas pueden abarcar:

  • Dolor articular.
  • Inflamación articular.
  • Disminución de la capacidad para mover la articulación.
  • Enrojecimiento de la piel alrededor de una articulación.
  • Rigidez, especialmente en la mañana.
  • Calor alrededor de una articulación.

Osteoporosis: La osteoporosis es una enfermedad que disminuye la cantidad de minerales en el hueso, perdiendo fuerza la parte de hueso trabecular y reduciéndose la zona cortical por un defecto en la absorción del calcio producido al parecer por falta de manganeso, lo que los vuelve quebradizos y susceptibles de fracturas y de microfracturas, y puede llevar a la aparición de anemia o ceguera. La densidad mineral de los huesos se establece mediante la densitometría ósea.

Entre los factores de riesgo se incluyen:

  • El envejecimiento
  • Ser de talla pequeña y delgada
  • Antecedentes familiares de osteoporosis
  • Tomar ciertos medicamentos
  • Ser mujer de raza blanca o asiática
  • Tener osteopenia, que significa, pérdida de densidad ósea

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa. Tal vez no sepa que la padece hasta que se fracture un hueso. Un examen de densidad mineral ósea es la mejor manera de controlar la salud de sus huesos. Para mantener huesos resistentes, consuma una dieta rica en calcio y vitamina D, practique ejercicios y no fume. Si es necesario, existen medicamentos que también pueden serle de ayuda.

Enfermedades del sistema nervioso central:

Demencia: es la pérdida progresiva de las funciones cognitivas, debido a daños o desórdenes cerebrales. Característicamente, esta alteración cognitiva provoca incapacidad para la realización de las actividades de la vida diaria.

Alzheimer: Es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas (neuronas) mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian. Es incurable y terminal, que aparece con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años de edad. Por lo general, el síntoma inicial es la inhabilidad de adquirir nuevas memorias, pero suele confundirse con actitudes relacionadas con la vejez o al estrés. Ante la sospecha de alzheimer, el diagnóstico se realiza con evaluaciones de conducta y cognitivas, así como neuroimágenes, de estar disponibles. A medida que progresa la enfermedad, aparecen confusión mental, irritabilidad y agresión, cambios del humor, trastornos del lenguaje, pérdida de la memoria de largo plazo y una predisposición a aislarse a medida que los sentidos del paciente declinan. Gradualmente se pierden las funciones biológicas que finalmente conllevan a la muerte.

Parkinson: Es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido a consecuencia de la destrucción, por causas que todavía se desconocen, de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. Frecuentemente clasificada como un trastorno del movimiento, la enfermedad de Parkinson también desencadena alteraciones en la función cognitiva, en la expresión de las emociones y en la función autónoma. El diagnóstico de la misma se apoya en la detección de la característica tríada rigidez-temblor-bradikinesia y en la ausencia de síntomas atípicos, aunque también tiene importancia la exclusión de otros posibles trastornos por medio de técnicas de imagen cerebral o de analíticas sanguíneas.

Características Clínicas: El diagnóstico puede realizarse en aquellos individuos que presenten al menos 2 de 4 signos cardinales:

  • Temblor en reposo.
  • Hipertonía Muscular (rigidez muscular).
  • Bradicinesia (lentitud de los movimientos voluntarios).
  • Pérdida de reflejos posturales.

El temblor en reposo está presente en ~85 % de los casos de EP. La ausencia de expresión facial, disminución del parpadeo y del movimiento de los brazos al caminar completan el cuadro clínico.

Publicado en Enfermedades | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El cuidado del Cuidador

Taller de Kinesiología: El cuidado del cuidador – Dirección de Adultos Mayores – Mendoza

 Disertantes: Lic. María Lía Asencio, Lic. Silvia Sanchez, Kinesiólogas

Como cuidar mejor de sí mismo?

Darse cuenta que es necesario cambiar:

El punto de partida del proceso de aprender a cuidar de uno mismo es, justamente, “tomar conciencia” de la necesidad de cuidarse más. Pero, ¿cuáles son las razones que tiene un cuidador para cuidar más de sí mismo? Muchas de las personas que tienen experiencia de cuidar a un adulto mayor suelen eludir a dos tipos de motivos por los que han decidido cuidarse más a sí mismos: cuidarse para cuidar mejor y cuidarse para mantener la propia salud y bienestar.

Parase a pensar:

Un primer paso en el proceso de aprender a cuidar mejor de uno mismo es precisamente pararse a pensar hasta qué punto puede ser necesario cuidarse más y mejor. Es preciso analizar y darse cuenta de qué necesitan para cuidar mejor de sí mismos y ponerse manos a la obra, en el proceso de mejorar la calidad de vida y sus destreza como “cuidadores de sí mismos”.

Cuidarse para cuidar mejor:

La labor a la que se entregan diariamente los cuidadores, si bien pueden  llevar asociadas consecuencias positivas de diferente tipo, como la satisfacción de prestar ayuda a quien lo necesita conlleva, frecuentemente, tensiones, frustraciones y dificultades en los distintos ámbitos de la vida.

Para hacer frente al exceso de trabajo que supone cuidar a un adulto mayor y afrontar de manera exitosa dicha tarea, los cuidadores deben recordar que forman una parte esencial del cuidado: ellos son el motor del cuidado y por lo tanto deben atender  también  sus propias necesidades y cuidar de sí mismos.

Muchos cuidadores se sienten culpables al atender sus propias necesidades porque piensan que está actuando de un modo egoísta, al ocuparse de sí mismos cuando hay personas cercanas en condiciones mucho más desfavorables que ellas y necesitan de su ayuda para seguir viviendo. No se dan cuenta de que cuidándose a sí mismos están cuidando mejor. Los cuidadores con sus necesidades de descanso, ocio, apoyo emocional, etc. Satisfechas podrán disponer de más energía y movilizar mucho más y mejor sus recursos físicos y psicológicos en el cuidado del adulto mayor. Si los cuidadores no cuidan de sí mismos, tendrán más posibilidades de enfermar o al menos de ver mermadas sus energías físicas y mentales.

Del grado que los cuidadores cuiden de sí mismos y concedan tiempo y atención suficiente a sus necesidades personales dependerá el éxito de los cuidados al adulto mayor.

Los cuidadores que afrontan el cuidado con más éxito son aquellos que se paran a reflexionar hasta qué punto pueden ser necesario cuidarse más y aceptan el hecho de que el cuidado de sí mismo es una dedicación tan digna y que requiere el mismo esfuerzo que el cuidado diario del adulto mayor.

ESTAR ALERTA

Cuando los cuidadores se exigen demasiado a sí mismos y se olvidan de sus necesidades personales, su propio organismo tiene “mecanismos de alarma” que le indican que está demasiado cansado o superado por alguna situación y que es el momento de empezar a cuidarse mejor.

Señales de alerta:

  1. Problemas de sueño  (despertar de madrugada, dificultad para conciliar el sueño, demasiado sueño, etc.)
  2. Pérdida de energía, fatiga crónica, sensación de cansancio continuo, etc.
  3. Aislamiento.
  4. Consumo excesivo de bebidas alcohólicas, cafeína o tabaco.
  5. Consumo excesivo de pastillas para dormir u otros medicamentos.
  6. Problemas físicos: palpitaciones, temblores de manos, molestias digestivas.
  7. Problemas de memoria y dificultad para concentrarse.
  8. Menor interés por actividades y7o personas
  9. Aumento o disminución del apetito
  10. Irritabilidad
  11. Cambios frecuentes de humor o estados de ánimo.
  12. Dificultad de superar sentimientos de depresión o nerviosismo.

Actividades que ayudan a cuidarnos

  1. Ejercicios respiratorios y de relajación: Ser consciente de la propia respiración.
  2. Realizar meditación.
  3. Estiramientos globales musculares: columna vertebral, de la zona cervical, de la zona lumbar.
  4. Actividad física: caminatas, pilates, yoga.
  5. Auto mensaje.

 

Publicado en Generales, Kinesiología | Etiquetado , | Deja un comentario

Taller de Nutrición para HTA (Hipertensión Arterial)

Taller de Nutrición – Dirección de Adultos Mayores – Gobierno de Mendoza

Disertante: Lic. Jorgelina Neila

Hipertensión Arterial

Factores de riesgo no modificables:

Herencia:  De padres a hijos se trasmite una tendencia o predisposición a desarrollar cifras elevadas de tensión arterial. Se desconoce su mecanismo exacto, pero la experiencia acumulada demuestra que cuando una persona tiene un progenitor (o ambos) hipertenso/s, las posibilidades de desarrollar hipertensión son el doble que las otras personas con ambos padres normo tensos.

Sexo: En cuanto al sexo, son los hombres quienes tienen más predisposición a desarrollar hipertensión arterial y sólo las mujeres presentan esta tendencia hasta que llegan a la menopausia, a partir de aquí la frecuencia es igual en ambos sexos.

Sexo: La edad es otro factor no modificable, que va a influir sobre las cifras de presión arterial, de manera que tanto la presión arterial sistólica o máxima como la diastólica o mínima aumentan con la edad y lógicamente se encuentra un mayor número de hipertensos en los grupos de más edad. Los hombres tienen más predisposición a desarrollar hipertensión arterial que las mujeres hasta que éstas llegan a la edad de la menopausia, a partir de la cual la frecuencia en ambos sexos es igualada.

Raza: Con relación a la raza, es más frecuente la HTA en personas de color negro, quienes tienen el doble de posibilidades de desarrollar hipertensión a diferencia de los de raza blanca, además de tener un peor pronóstico.

 

Factores de riesgos modificables:

Sobrepeso y obesidad: Es indiscutible que en la gran mayoría de los casos, el nivel de presión arterial e incluso la hipertensión arterial es el resultado del estilo de vida de una persona. La reducción del sobrepeso se utiliza en el tratamiento de la misma. Un individuo con sobrepeso está más expuesto a tener presión arterial alta que un individuo con peso normal. A medida que se aumenta el peso se eleva la tensión arterial y esto es mucho más evidente en los menores de 40 años y en las mujeres.

Sedentarismo o disminución de la actividad: Una actividad física favorece el mantenimiento o la disminución de peso corporal con un consiguiente bienestar físico y psíquico del individuo. Las personas con presión arterial normal con una vida sedentaria incrementan el riesgo de padecer HTA entre un 20-25%.

Consumo de alcohol: La relación entre el consumo desproporcionado de alcohol y cifras elevadas de tensión arterial (TA) es un hecho ya demostrado. Se estima que la ingestión de 30 ml de alcohol al día (2 copas) aumenta la presión arterial de 2 – 6 mmHg. El alcoholismo representa un importante factor de riesgo, asociado a la HTA incrementa la posibilidad de enfermedad vascular encefálica, así como propicia una resistencia a la terapia hipotensora.

Tabaco: El tabaquismo es un reconocido e importante factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares y su asociación a la HTA ha sido demostrada como uno de los factores modificables. Los epidemiólogos han reportado múltiples estudios acerca de la relación de la HTA y el tabaco. La nicotina, así como también la cafeína aumentan la presión de manera aguda.

Stress: Además de los mecanismos psicofisiológicos que evidencian una relación directa del estés con la HTA, hay otra razón por la cual se relaciona indirectamente con la hipertensión arterial: el efecto interactivo del estrés con hábitos y conductas de riesgos

ALIMENTACION INADECUADA CONSUMO EXESIVO DE SAL

PLAN ALIMENTARIO HIPOSODICO

  1. Disminución del sodio en la dieta

El sodio no solo es un alimento químico, sino también un mineral que cumple distintas funciones dentro del organismo. Este es fundamental para el cuerpo humano y su correcto funcionamiento

La ingesta diaria recomendada para una alimentación correcta promueve el consumo de no más de 6 g. de CLNA (cloruro de sodio/sal) por día.

1 gramo de SAL (CLNA) está formado por 400 mg de sodio (NA) y 600 mg de cloro (CL)

El sodio interviene directamente sobre la tensión arterial, cuando esta se eleva mucho, se produce HIPERTENSIÓN ARTERIAL y cuando disminuye se produce HIPOTENSIÓN ARTERIAL.

DONDE LO ENCONTRAMOS???

  • Naturaleza
  • En los alimentos
  • Adicionados en forma artificial
  • Junto con otras sustancias para cumplir función de conservantes

Conocer que alimentos contienen sodio es importante.

Para tratar la hipertensión arterial y prevención de enfermedades cardiovasculares.

 

GRUPO DE ALIMENTOS

  • Cereales – Derivados

Si: Pan, galleta, fideo, cereales, pastas, arroz sin el agregado de sal.

Evitar: Pan, galletas productos de confitería con sal. Productos precocinados elaborados con conservantes.

  • VERDURAS – HORTALIZAS – LEGUMBRES

Si: Frescas o preparadas caseras SIN agregado de sal

Evitar: Verduras y hortalizas en conservas, congeladas, rellenos, sopas, caldos, saborizantes, salsal.

  • FRUTAS – FRUTOS SECOS

Si: frescas o naturales, SIN agregado de sal, preparaciones caseras

Evitar: conservas, jugos de frutas evasados, salsas. Aceitunas de todo tipo

  • CARNES – HUEVOS – FIAMBRES

Si: Todo tipo de carne magra. Embutidos, huevos preparaciones sin SAL.

Evitar: Carnes saladas, ahumadas, embutidos, enlatados, fiambres (jamón crudo, mortadela, salame, bondiola, picadillo, viandadas) Congelados, rellenos con carnes, comidas compradas o industrializadas, consomé de carne, huevo en polvo o deshidratado.

  • PESCADOS – MARISCOS

Si: Frescos, preparaciones caseras SIN SAL.

Evitar: Salados, ahumados, en conserva (atún, jurel, caballa, sardina) algunos mariscos (calamar, pulpo, mejillón, cangrejo, caviar)

  • LACTEOS – DERIVADOS

Si: Leche entera, descremada, yogures, postres caseros, queso de poca maduración clásico.

Evitar: Conservas, leche condensada, postres industrializados, quesos semiduros o duros.

  • GRASAS – AZUCARES

Si: Aceites de semillas, manteca, margarina SIN SAL, dulces caseros, azúcar.

Evitar: Manteca, margarina con sal, condimentos (mostaza, kétchup, etc.) Dulce de leche, chocolate. Productos de copetín (papitas, chisitos, palitos).

  • BEBIDAS – INFUSIONES

Si: Agua debidamente mineralizada sin agregado de minerales, jugos naturales, agua potable, licores, gaseosas, vino de mesa (con moderación). Infusiones de hierbas, café descafeinado.

Evitar: Aguas con minerales, soda, bebidas alcohólicas, jugos evasados, bebidas con ciclamato, sacarina, café, mate.

TENER EN CUENTA!!!!

  • Cocinar los alimentos in sal, caldos
  • Para resaltar sabor  utilizar hierbas aromáticas, ajo, cebolla.
  • Evitar el salero en la mesa
  • Las sales saborizadas (ajo, cebolla), tienen igual cantidad de sodio que las comunes.
  • Utilizar con moderación sales con bajo contenido en NA (sodio).

 

2   MANTENER UN PESO POSIBLE O SALUDABLE

Personas con sobrepeso u obesos están más expuestos a tener presión arterial alta.

  • Método sencillo para verificar masa corporal:

IMC: peso/m2

IMC de 18,5 – 24,9 es peso normal

IMC de 25,0 – 29,9 es sobrepeso.

IMC de 30,0 – 34,9 es obesidad

  • La circunferencia de cintura absoluta
    • 102 cm en hombres
    • 88 cm en mujeres

3 DISMINUIR EL CONSUMO DE ALCOHOL

30 ML DE ALCHOHOL POR DÍA (2 COPAS) AUMENTA DE 2 A 6 mmHg LA PRESION ARTERIAL

4 CONTRARESTAR EL SEDENTARISMO

  • La actividad física favorece el mantenimiento o la disminución del peso corporal.
  • Bienestar físico y psíquico

El sedentarismo incrementa el riesgo de padecer HTA entre un 20/25%

5 CESACION DEL TABACO

Fumar es reconocido e importante de riesgo de enfermedades cardiovasculares su asociación a la HTA, la nicotina aumenta la HTA

 

 

6 LEER LAS ETIQUETAS DE LOS ALIMENTOS

¿¿Qué BENEFICIOS NOS DA??

  • Disminuye el consumo de sal invisible
  • Lograr un mejor control de la Presión Arterial
  • Incorporar alimentos que creía “prohibidos”
  • Tener una alimentación más “libre” y sana.
  • SODIO = SAL ¿Cuánto?

Un alimento es apto para un paciente hipertenso si tiene 150 mg cada 100 gr de producto.

 

Publicado en Nutricion | Deja un comentario

Caídas en el Anciano

Área Gerontología

Disertante: Dra. Mónica Tenenbaum

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define las caídas como “consecuencia de cualquier acontecimiento que precipite al paciente al suelo en contra de su voluntad”

Las caídas son un problema médico social de primera importancia y gran magnitud actual, provocadas por múltiples factores de riesgo, por lo que pueden prevenirse.

Una tercera parte de los ancianos mayores de 65 años se cae una vez al año y de ellos la mitad vuelve a caerse

Porcentaje de caídas según la edad

65 a70 años 25%

Mayores a 75 años 47%

Las caídas son  mayores en las mujeres a los 75 años.

El 88% de las caídas causan fractura de cadera.

Ante mayor expectativa de vida mayor número de caídas.

Factores de Riesgo:

  1. Intrínsecos: envejecimiento, enfermedad y consumo de fármacos. Alteraciones específicas: alteración de la visión, función motora, vestibular (orientación espacial), musculo esquelética, cardíacas, vasculares y neurológicas.
  2. Extrínsecas: valoran el entorno o ambiente en el que se desarrolla la vida del anciano y su actividad habitual. 

Para identificar los factores de riesgo se cuenta con:

  • Evaluación geriátrica: identifica causas de alteración de la salud mental u orgánica asociándose o no a la polifarmacia (entendida como la ingesta de tres o más medicamentos) que pueden alterar al sistema nervioso central contribuyendo o provocando caídas en el anciano.
  • Valoración funcional con médicos a través de la escala de Barthel (de actividades básicas de la vida diaria), índice de Katz (de independencia en las actividades de la vida diaria), de la escala de incapacidad de la Cruz Roja, cuestionario de la OMS para evaluar las actividades básicas de la vida diaria (ABVD)

A mayor nivel de dependencia según estas evaluaciones, mayor riesgo de caídas.

  • Valoración Mental: con médico geriatra propio (Por ej.: para diagnosticar trastornos de memoria, alteraciones de comportamiento, etc.)
  • Evaluación social (tiene relación directa con la motivación a la movilidad).
  1. Cuidado principal (por el núcleo familiar). Factores constantes de caídas: inmovilidad, dependencia y sobreprotección.
  2. Situación de la vivienda: tipo de suelo iluminación, alfombras, escaleras, artefactos de nivel bajo, funcionalidad del mobiliario y accesibilidad al cuarto de baño, entre otras.

Alto porcentaje de caídas son en la vivienda en el atardecer y anochecer.

   3.  Situación del entorno: tiempo para cruzar calles, tiempo de espera en paradas de transporte público, estado de calles, ascensores, existencia de rampas, etc.

En las instituciones geriátricas existe mayor riesgo de caídas en los primeros días de ingreso del anciano por falta de conocimiento de su nuevo espacio y el posible deterioro de su salud.

  • Exploración física: neurológica, mental, del aparato cardiorespiratorio y locomotor (llevado a cabo por médicos especialistas: geriatras, neurólogos, psiquiatras, etc)
  • Exploración de los órganos de los sentidos (visión y audición): Exploración por oculista y fonoaudiólogo a causa del envejecimiento normal del anciano.
  • 40% de las caídas son por alteraciones mentales.
  • Exploración del equilibrio y la marcha (llevado a cabo por neurólogos, oftalmólogos y fonoaudiólogos)
Todas estas son las exploraciones que deben realizarse a los ancianos para prevención de las caídas
¿Cómo se evitan o previenen?
            a) Prevención primaria
  • Al tomar algo del suelo: arrodillarse, no cambiar bruscamente de posición.
  • No cargar demasiado peso.
  • Buen estado físico: manteniendo un equilibrio entre la actividad y el descanso.
  • Mantener y revisar periódicamente las condiciones de los lentes análogos, bastones, andadores.
  • Consumo de abundante líquido para evitar la deshidratación.
  • Calzado: con suela antideslizante y tacón bajo.
  • Visita anual al médico.

Riesgo Ambiental

  • Buena Iluminación.
  • Suelos y pasillos sin objetos, ni alfombras, ni cables, y sin sustancias que contribuyan al posible deslizamiento.
  • Barandas en el baño para bañadera, ducha e inodoro.
  • Barandas en escaleras.
  • Cocina: elementos al alcance de la mano.

b) Prevención secundaria: Buen diagnóstico y tratamiento precoz, luego de sufrir una caída.

  • Evaluar diagnóstico.
  • Corregir el ambiente y factores de riesgo.
  • Evitar caídas recurrentes.

c) Prevención terciaria: para disminuir la secuela e incapacidad producidas por la caída.

Medidas rehabilitadoras realizado por psicólogos, kinesiólogos y traumatólogos.

Fuente: Dra. Mónica Tenenbaum – Gerontóloga – Dirección de Ancianidad – Pcia de Mendoz

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios